17 febrero 2013

Paty Eito y su encuentro con Robbie Williams


 Paty Eito dirige Set Me Free Agency, una de las agencias de Management y Booking de artistas, con más proyección a nivel mundial. Basada entre Madrid e Ibiza.



Acá nos cuenta sobre su experiencia de conocer a Robbie Williams:


Londres, 13 de Diciembre de 2012, un frío congelante, llegue al aeropuerto de Heathrow Londres, al mediodía, después de 17 horas de trabajo y lo poquito que podía haber descansado, no pegue ojo ni una hora, ni un minuto, ni un segundo.

Estaba ilusionada con ver en directo al cantante- compositor de canciones que sonaron es España como Feel, Tripping o Angel; también había visto el videoclip en el que se despojaba de su cuerpo humano (Canción Rock Dj).

Conocía su música: pero no lo que el artista transmitía.

Era la presentación privada de Robbie Williams con Radio 2 por Universal UK, un concierto solo para 150 personas, Dios mío…. yo era una de ellas!!


Ahora puedo confesarlo, desde el post de Universal del pasado mes de noviembre, sabía que podía asistir a este concierto tan especial, pero no os lo desvelé, en caso de que las cosas se complicaran, para no decepcionar…….pero ocurrió!!

Sobre las 16h, ya me encontraba en los edificios de la BBC, y pese a ser un concierto tan reducido, ya había cola delante la puerta. Mis amigos de Universal me trasladaron al edificio secundario Western House, para esperar la hora del concierto.


No os hacéis ni una idea de la seguridad y control de los movimientos que lleva una persona como Robbie, desde L.A, esta su co-manager, Josie, que sigue segundo a segundo sus movimientos, constantemente conectado al equipo y a su escolta: “Robbie acaba de llegar al edificio por la puerta lateral, a Robbie le recoge coche tal persona, despejar el rellano en el minuto 22′, la persona tal va a abrir la puerta, Robbie tiene 12 pasos hasta llegar al ascensor, en recepción solo hay dos personas, está subiendo por el ascensor de la izquierda hasta la planta 3, Robbie sale del ascensor, Robbie….” y así, cada día.

Para aprovechar el tiempo, me puse a trabajar un poquito y sentada en el sofá con mi maleta de recién llegada abierta en el suelo, portátil en las piernas, teléfono en las manos, y papeles de notas en la boca sujetándolos porque no encontraba el bolígrafo, fue en ese preciso momento, cuando escucho la voz de Steve de Universal, que me dice: “Paty te vienen a recoger en 20 minutos”, levanté la mirada y ahí estaba, ROBBIE WILLIAMS, con más de 66 MILLONES de álbumes vendidos, mirándome, rodeado de 6 personas entre seguridad, manager y personal, dirigiéndose hacia la puerta de mi izquierda a 10 cm…..y yo con esa guisa! Ya había sucedido, no podía rebobinar….!

Me vinieron a buscar y pasamos al edifico principal, al teatro de la BBC y con mi acreditación para moverme entre bambalinas!! No había público todavía, la gente esperaba fuera, aún quedaban por lo menos dos horas. Por allí, solo había el equipo técnico y algunos miembros de Universal que ya me eran familiares, como la encantadora Charley Byrnes una de las directoras de Radio Promotion en Universal, o Darcus Beese, presidente de Island Records en Universal, y mi amigo Steve Pitron.


Todos corrían de un pasillo para otro ultimando detalles, trabajaban a 1.000 por hora.En uno de los departamentos, una chica llegó con un portátil, con las fotografías de Robbie tomadas en la entrevista que le habían hecho un ratito atrás, y seleccionaban Steve y Charley, cuando apareció a revisar un señor de rigurosa seriedad, alto, imponente, se me presentó, sonrió (creo que reconoció que era la que había montado una oficina en el sofá de la BBC) y era nada más y nada menos que David Enthoven, manager de Robbie Williams!! El maestro, un ejemplo a seguir, si pudiera pedir un deseo de entre todos los deseos del mundo, sería pasar 48h viendo como trabaja David.

Segundos más tarde, sucedió lo que jamás creía que pudiera suceder, se abrió esa puerta en la que nadie mas entró durante la estancia del cantante, donde había podido observar que solo accedían David y Steve, y escuché “Paty come”, entre al camerino de Robbie, pequeño, modesto, pero acogedor, provisto solo de fruta, agua y Sprite (fui la ÚNICA afortunada en este día), con un “hola!!!” arrolladoramente enérgico en español, una sonrisa espectacular, y esos grandes ojos azules, como ojeras de oso panda que observan cada detalle: damas y caballeros……..MR. ROBBIE WILLIAMS!

Había ensayado unas palabras por si se daba la ocasión, me prometí ser fuerte y….estuve…pero… no estuve, sin nada que decir. Su personalidad, su revolución de genialidad, y lo afortunada que me sentía…. mi Paty extrovertida me abandonó.

Me colapsó con preguntas como ¿Española eh? ¿Has venido solo para mi concierto? ¿Cuando llegaste a Londres? ¿Ibiza fantástica?! y casi no tenía mis respuestas, me quede inmóvil, sin articular apenas palabra, mirando fijamente al mayor Rey y leyenda viva del Pop, en mi opinión, para el resto de los tiempos. Quién demonios va a poder quitarle la corona? Nadie.

Saliendo, lo supe, las cosas buenas pasan solo una vez.





Llegó la hora, y después de ser introducido por la presentadora Jo Whiley , allí salió perfecto en el escenario, imperfecto en la vida, con su novia la pandereta y su banda, Karl Brazil (batería), Gary Nuttall (guitarrista y el componente mas antiguo de la banda), Tom Longworth (guitarrista), Jerry Meehan (bajo), Denosh Benett (corista) y SaraJane Skeete (corista).

No habían pasado ni unos segundos, que ese tipo con el que había estado antes, con una mezcla de voz U2, movimientos ocasionales de Charles Chaplin y gesticulaciones faciales a lo Jack Nicholson… rocked my world! En el escenario, es él mismo, pero magnificado, un absoluto genio.

Robbie Williams, con 13 álbumes en el mercado (Desde el año 1997 hasta el año 2012), ha ganado un número considerable de premios a lo largo de su carrera, incluyendo:

45 premios Grammy
Más Brit Awards que ningún otro artista en la historia de la música, un récord de 17.
Más ECHO Awards, que ningún otro artista nunca, un récord de 10.
Mi perspectiva de vida, de música , de ser… Ignoraba que desde ese momento, no iba a ser la misma, me iba a sentir ridículamente feliz, iba a disfrutar poniendo mi corazón a 160 pulsaciones por minuto a golpe de su garganta. Las señales de prohibido, Robbie las cambió por “pase sin llamar”!

No podía empezar de otra manera que alborotando al público con su: LET ME ENTERTAIN YOU!

Más de 20 años en el escenario, una carrera empezada con el grupo Take That, y luego en solitario basada en los excesos y descontroles, destructor de si mismo en su juventud…. y aun así, es el artista y persona más COMPLETO. Olé su manera de existir.

Probablemente influenciado por Frank Sinatra, Freddy Mercury o Elvis Presley, él en la versión mejorada: cantante, compositor, actor, cómico, todo tipo de estilo de baile incluido de claqué, deportista, medio toca la guitarra  … lo mismo canta jazz, que rap, que pop, que rock and roll 

Curiosamente no es lo habitual hablar de la voz de Robbie, sin embargo, creo que es lo mejor de él, una voz rockera-popera, perfecta en afinación, sin ni un signo de cansancio en el aliento, y que te engancha canción tras canción.

Destacar, I-N-I-G-U-A-L-A-B-L-E la generosidad y complicidad con el público mientras cantaba, se dejaba abrazar, dedicaba cariños, bromas, autógrafos, besos y un sueño, para una chica llamada Elisabeth, le dedico “She´s The One”, mientras transcurría el show. En todos los conciertos que he ido en mi vida (que he ido a muchísimos) NUNCA antes vi a un cantante tan GENEROSO. Jamás! GRACIAS!

Mi querida locura, empezaba hablar otro idioma! …..mmmmmmmmm….yesssss please!!

Transcurrió esa hora y poco más de concierto, con las canciones: Lazy Days, Candy, Rock DJ, She´s The One, Be a Boy, Feel, What Christmas (Canción de Navidad que hasta a eso, le da su toque by Robbie y lo baila como la canción más marchosa de pop  ), Not Like The Others, Kids, Different, Angels y Losers, junto con su corista Denosh Benett.


Para definirlo en un escenario junto con su voz sin igual, no se que adjetivo calificativo utilizaría…. Pondría en una batidora un mucho de: artista, pura sangre, genialidad, carisma, disfrutador, atrevido, improvisador, arrogante, generoso, provocador, inquieto, vacilón, enérgico, descarado, eufórico, ágil, embaucador, desafiante, emocionado, cariñoso, paranoico, contradictorio, seductor, extravagante, confianza, sensibilidad…. y si, de ahí saldría ROBBIE WILLIAMS!

Acabó el concierto con un “me hago mayor, seguir a mi lado” y no se da cuenta que brilla con mas fuerza que miles de soles!