23 noviembre 2012

Robbie Williams ofrece exitioso show en la O2 de Londres



El cantante hizo vibrar a 20 mil fans con los éxitos más reconocidos de su trayectoria musical

Londres, Reino Unido.-  Con una producción llena de luces, pantallas enormes que desplegaban imágenes y hologramas y una constante energía en el escenario, Robbie Williams volvió a conquistar el escenario en su natal Inglaterra tras cerca de seis años de ausencia.
Ante 20 mil espectadores, según cifras oficiales, que agotaron las localidades del recinto, el cantante británico estremeció el 23 de noviembre sus seguidores al interpretar tanto clásicos que lo han llevado a colocarse como uno de los grandes ídolos del pop, así como nuevo repertorio de su más reciente producción, Take the Crown.
Sobre una tarima ubicada en el centro de un escenario colorido con lámparas que descendían del techo, el cantante, vestido de negro, inició la velada al ritmo de 'Let Me Entertain You' y 'Lazy Days', ante los aplausos y gritos de sus seguidores.
"En 1989 un hombre tuvo la idea de formar un grupo de pop y eligió a varios integrantes para formar Take That y yo me convertí en el quinto miembro", exclamó emocionado para dar pie a 'Back for Good', tema de la boy band.
"Buenas noches, ¿cómo está la arena O2?", dijo el intérprete, "Esta noche tengo un buen presentimiento, ¿ustedes también lo sienten?", añadió después para interpretar 'Candy' para después invitar a sus fans a "prenderse" al ritmo de 'Rock DJ'.
Subiéndose a una enorme corona que hacía alusión al concepto de su nuevo disco, Williams interpretó 'Gospel', su segundo sencillo.
El escenario se tornó más oscuro y romántico, con tenues luces rojas y el astro del pop invitó a Guy Chambers, su compositor de cabecera, quien lo acompañó al piano en 'Eternity' y 'She's the One', que el cantante catalogó como su mejor balada hasta la fecha.
"Que buena noche estamos teniendo, ¿cierto?", dijo Williams a Chambers. "Oh Dios, 20 mil personas reunidas aquí, no la creo".
Tras despedir a su invitado, el cantante comenzó a brincar e invitar al público a mover las manos al ritmo de 'Be a Boy', mientras que el escenario se prendía con un color azul y luces brillantes en forma de símbolos se reflejaban en la audiencia.
Con 'Bodies', la producción en el escenario creció al desplegarse cuatro enormes pantallas que proyectaban hologramas e imágenes tridimensionales de esqueletos humanos.
No faltaron en el repertorio éxitos como 'Feel', 'You Know Me' y 'Millenium', canción que especialmente los fans corearon y bailaron.
Rodeado de focos que desplegaban luces de colores, Robbie ofreció 'Kids', canción que grabara al lado de la australiana Kylie Minogue.
Fue así como el cantante de 38 años se despidió de sus seguidores, dando las gracias, pero tan sólo bastaron un par de minutos para que regresara al escenario al grito de "Robbie, Robbie".
El británico regresó con un atuendo parecido al anterior, pero ahora con camisa blanca, saludando de nuevo al público al ritmo de 'Strong', seguida de 'Different'.
Al llegar 'Angels', dedicó esta pieza a su primogénita, Theodora Rose, nacida en septiembre de este año.
Tras casi dos horas de deleitar a sus seguidores, el intérprete británico dio por terminado el concierto a las 22:50 horas con 'Losers', canción incluida en su más reciente disco.

Fuente: http://musica.terra.com