27 enero 2010

Robbie Williams entre los invitados de Sanremo





Así lo anunciaron hoy los organizadores del certamen en conferencia de prensa desde la localidad que da nombre al Festival, que se celebrará entre el 16 y el 20 de febrero.
El director artístico de esta edición del certamen, Gianmarco Mazzi, explicó que la decisión de invitar a Rania de Jordania se atribuye a que su figura "representa un modo de dar una esperanza al diálogo entre culturas".
"Consideramos justo que Sanremo, que habla a millones de personas, conceda un espacio a una figura que está tratando de hablar al mundo y de acercar el lenguaje de pueblos y culturas diferentes", explicó Mazzi.
Está previsto que la esposa de Abdalá II de Jordania participe el miércoles 17 en el evento, donde coincidirá con el británico Robbie Williams y la actriz estadounidense Michelle Rodríguez, una de las protagonistas de la serie televisiva "Lost" (Perdidos) y que encarna a la piloto Truddy Chacon en el último éxito de James Cameron "Avatar".
Otra de las estrellas del certamen será la escocesa Susan Boyle, que saltó a la fama mundial el pasado abril tras su participación en el concurso de televisión "Britain's got talent" (El Reino Unido tiene talento), confirmaron los organizadores, que subrayaron que es su primera aparición en Italia.
La presentadora del Festival, Antonella Clerici, explicó que ella personalmente insistió para que Boyle tomara parte en el certamen porque "representa la realidad de una mujer, que aunque poco agraciada físicamente, posee una voz extraordinaria que ha encantado al mundo".
El grupo juvenil Tokio Hotel también actuará el viernes 19 de febrero acompañado de la Sanremo Ópera Orquesta, en la noche temática dedicada a las "leyendas" y que estará protagonizada por la cantante italiana Elisa que interpretará "Canzone per te" (Canción para ti) en recuerdo del cantautor Sergio Endrigo (1933-2005).
Este año el Festival de la canción italiana también dedicará un espacio a Michael Jackson, fallecido el pasado 25 de junio a la edad de 50 años, con la actuación de cinco bailarines que realizaron las pruebas del espectáculo "This is it", que el "rey del pop" preparaba antes de morir. EFE